The Daily Puppy

sábado, 11 de febrero de 2012

CANCIONES

escúchame, ya no soy esa que paraba las balas y flechas con una sonrisa, sé que sabes de sobra a que me refiero, mamá, grita otra vez y me la suda el mundo entero, me he ido, estoy muy lejos de esos espejos, ya no me llegan sus voces ni sus reflejos.
La que en el patio había días que jugaba sola, si no dormía fuera de casa la llamaban tonta, a la que no invitaban a los planes de todas, y a la que nadie le importaba una mierda si estaba rota, la que dicen: se hace la víctima y es una rara, y a la que ahora, primo, se la suda tu cara, por esa Estrella de antes, con rizos e ilusiones, por ella y sólo por ella estoy en esto, brother, sólo por ella, ¿vale? no tenéis ni puta idea de lo que llevo por dentro y no sale, recuerdo el Ford Fiesta de papá y aquella noche en vela, recuerdo querer llegar al fondo de la botella, pero no llega, no llega y se me acaba el aire, yo sólo quiero gritar pá que me escuchen, como la primera vez que me salvo alguien, o el primer tema mal grabao que no le pasé a nadie, una mirada ciega, un nueve de diciembre, mi primita en el norte, pues sí, te echo de menos, por eso olvídate de mí, siempre presente, rimas con música y veneno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario